Entradas

PARTICIPACION EN "CINCO PALABRAS"

Imagen
ESTADIO CENTENARIO. GLORIA MUNDIAL
HACEN FALTA 5, 6, 7…
Once años y soñaba ser campeón, aunque no podía ganar ni a la bolita. Con ojos grandes como su impotencia, jugaba en el campito de la esquina en el equipo de los perdedores, esos que solo cuentan con la ilusión y las zapatillas gastadas. De a poco todo cambió. Aquel maestro entre historia y geografía, fue enseñándoles que aun no siendo un diez, con dignidad, entrega y trabajo, se puede con un balón, meter un gol de media cancha. Todavía le cuesta creerlo cuando oye decir: “Vamos Capitán. ¡Arriba Uruguay! Hoy todos somos celestes.”
PROPUESTA SOLIDARIA DEL BLOG CINCO PALABRAS  https://cincopalabras.com/2017/09/17/escribe-tu-relato-de-septiembre-iii-con-godin-diegogodin-jugador-del-atleti/comment-page-1/#comment-1970

LOS JUEVES UN RELATO: LA MANO QUE DA LA MONEDA

Imagen
La mano  áspera como la avaricia,  arrugada como las nueces que ocultan el fruto, esquiva el gesto,como la mirada de quien va a decir "Adios" La mano pertenece a un brazo que se arruga por temor, que retrae su voluntad ante la duda de dar o no dar. La mano es tímida, porque le avergüenza su pobreza, la que no se ve tras el traje elegante, la intangible aspa de un molino que solo trae agua para sí. La mano tiene grietas, cayos, marcas, como los surcos que siembra uno y otro otoño. La mano tiene un hueco, no sabe llenar un pobre corazón que no sueña, pues se duerme ambicionando sólo confort. La mano está seca, impermeable, impotente de acariciar y colectar agua para una sed que nace en las entrañas y madura añejada en la garganta, apenas adormecida por un vino de mala cosecha. La mano es pequeña, juega con los gestos, sin entender significados ni símbolos, barajan un paraíso lleno de estrellas. Las manos se juntas, se extienden, se pegan, se niegan, se acercan,se entregan. Las manos c…

LOS JUEVES UN RELATO: HEROES

Imagen
Era el más estúpido de todos. El canchero, tratando de ganar chicas. Pinta y labia tenía pero todo lo que hacía era tan obvio, que resultaba patético. Su caballito de batalla erala guitarra y alguna canción con aire de soñador y cantante de moda. Su voz le ayudaba. También sus ojos azules y esa mirada lánguida de galán de telenovela. -"Si pudiera ser tu héroe, si pudiera ser tu dios, que salvarte a tí mil veces, puede ser mi salvación"- me cantaba con aires de Enrique Iglesias. Me lo cantó  a mi, pero también  a Luciana, a Carolina, a Mariana, y a muchas que ni su nombre recuerdo, como creo que él tampoco. Superada la etapa liceal, todos marchamos a la capital, con vocaciones diferentes. La diáspora pueblerina que con suerte te reúne treinta años después pero que cierra la etapa adolescente, tan peliaguda y difícil, abría para mi el sueño de  convertirme en sicóloga. A los veinte me enamoré de un compañero y compartimos dos años de carrera, pero después de practicar tanto análisi…

LOS JUEVES UN RELATO: CELEBRACION CON EL NUMERO CINCO.

Imagen
En el campo se vive más, se piensa menos. Se sabe cuando soplará el viento porque los pájaros del monte, andan alborotados. El río trae rumor de lluvia y aprontamos la toldería para proteger a los terneros recién nacidos y sabemos del temporal, antes de que lleguen las nubes cargadas de rayos y centellas. El invierno termina cuando las ovejas ya han parido todos los corderos y el verde del potrero chico, ha tornado blanco. En el campo se vive y se sabe, por conocimientos ancestrales que se aprenden a medida que vamos creciendo con nuestros hermanos mayores o recorriendo el campo con el padre, en un petiso viejo y manso. En el campo, fui concebido bajo las estrellas. -Vamos mi gringa, no te hagas rogar, que quiero que venga el varon, pa'que me ayude en las tareas. Y mi madre, se dejaba hacer hijos bajo las estrellas, que juntos contemplaban sintiendo amor, después del amor. Y así fueron naciendo hembras. Hermosas, rozagantes y fuertes, una tras otra: Azucena, Dalia, Margarita y Rosa. Y si…

ESE AMOR...

Imagen
Ese amor testigo, compañero. 
Ese amor que dura, aunque en tantas rutinas a veces se disuelva.
Ese amor, que surge de entre la borrasca y como lluvia moja con lágrimas los recuerdos.
Ese amor que guía, que ilumina, que anida con ternura nuevos proyectos.
Ese amor... ese amor hoy te agradezco.

ABEL PINTOS

Imagen

LA TERRAZA DE SADA. LA CORUÑA

Imagen