Entradas

TIEMPO DE VENDIMIA

Imagen

LOS JUEVES UN RELATO: HABLEMOS DE CUARESMA

Imagen
Se ha iniciado la Cuaresma. Nada especial ha significado para mi, en estos tiempos de seguir organizando  paseos para los feriados, aturdida por necesidades materiales, atrapada amorosamente en redes sociales, revisando propuestas de actividades recreativas, trabajando, trabajando mucho y no solo por aquello de que el trabajo es salud, sino porque también es necesidad y bendición. Hasta hoy, no he pensado en el significado que supieron tener en un tiempo estos días, que comienzan con la señal de la cruz marcada con cenizas en la frente, recordando que de ellas venimos y hacia ellas vamos. Pero si algo queda, de lo que fue la semilla con que fui sembrada, me refugiaré en una soledad leve, suave, delicada, esa que me ayude a desenmascarar mi alma, a desvestirla como se hace con los altares en tiempos de ayuno y abstinencia, emulando la lividez cadavérica, que ya nada oculta ni disimula, quitando capa tras capa, hasta llegar a esa profundidad donde Dios, el alma, o la verdad, aparecen como…

LOS JUEVES UN RELATO: SUSPIROS

Imagen
(acuarela, recreación de la calle de los Suspiros, Colonia del Sacramento, Uruguay)
En tus callejas de barro y piedra, en tus tejas y tus santaritas, en tus ventanas que esconden secretos y en tus balcones, que exhiben impúdicos, viejas historias de amores viejos, me reconozco, me encuentro, me pierdo, me asomo. Vuelvo a ser niña, camino al sur del sur, junto al río, cerca de la estación de trenes, donde por aquel entonces, alguna Penólepe soñaba con el amor. Los trenes no regresaron, los turistas cruzan en el ferry, desde la otra orilla. Los europeos,  buscan en tus plazas, la paz y el sosiego, sin saber muchas veces, que están en suelo charrúa, suelo de paz y brazos abiertos. ¡Ay! callecita perdida, mi calle de los Suspiros. Todavía juego a la rayuela en tu angosta vereda, cuando nadie me ve, cuando nadie me escucha, mientras el tren silva a lo lejos, tan lejos, como los recuerdos.


.......................... Más relatos en lo de Nieves.

LOS JUEVES UN RELATO: LA CARTA

Imagen
Querida Titi: quiero ir a Montevideo ¿cuando venis a buscarme en el tren?
....extraño a Pimpi. Vení mamá a buscarme.
Chiquilinas: les escribo a todas desde Piriápolis. La playa está divina. Vamos todas las mañanas y almorzamos allí en family. He visto  un muchacho que me gusta. Me mira de  reojo. No sé qué pensar.
....me gustás sí. Que Marianela no diga mentiras. Sos el único que me gusta del grupo, y creo que bailando contigo y dejandote tomar mi mano de esa forma al bailar, podés darte cuenta que es así.
.... Me vine a Montevideo a estudiar Derecho. ¿Cómo está Buenos Aires? Siempre me preguntan por vos las chicas de Colonia.
Querido amor: esta carta nunca llegará a tus manos. La escribo para decirte, lo que no puedo hacer mirandote a los ojos. ¡¡¡¡¡Mariana, tu novia es una bruja!!!!!¡¡¡¡¡¡ La odio!!!! Pero a vos te quiero tantooooooooooooooo
Chiquilinas: les envié a cada una la invitación por correo. ¿Les llegó? Las espero, no me fallen. Aunque esté el novio, mi casamiento sin Uds. no ser…

UNA HISTORIA DE ENTONCES: EN ROMA

Imagen
Dos veces estuve en Roma. Dos veces pasé a su lado y la admiré y envidié. No se lo dije. No me animé. Tal vez algún día, junte fuerzas (ganas no me faltan) y me vaya con una bicicleta a la vuelta del Panteón, me siente a su lato con cartones reciclados, escriba y pinte y convide al viandante con algo de mi. (tal vez alguien me tome una foto, y la historia se repita).
Felicitaciones admirada mujer-artista. Disfruta y vive a tu aire que es la mejor manera de vivir esta vida (de la otra, ya te contaré...)

LOS JUEVES UN RELATO: CUENTOS ANTE EL FUEGO

Imagen
"Da temor pensar, que mi casa, mis recuerdos,  objetos, colecciones y  amuletos, puedan perecer vertiginosamente, en manos del fuego.  ¡Qué dolor, quedar desnudo, vacío, a la intemperie! Y sin embargo... ¡Qué sanador, qué desafiante, qué purificador! Comenzar de cero, construir un mundo nuevo, sin tantos apegos, sin tantos adornos, sin tantas  vanas necesidades."
Eso pensaba Elisa, subyugada por los rojos, violetas, azules y verdes  de unas hipnóticas llamas, a resguardo de las chispas traicioneras, mientras contemplaba la cremá

Un mundo desconocido se abrió a sus ojos ese mes de  marzo, cuando por primera vez, acarició las aguas del Mediterráneo y danzó al ritmo de los tambores falleros. Un universo tan bello, tan multicolor, pleno de mensajes y caricaturas, ardía a pleno fuego en el reflejo de muchas lágrimas infantiles, las de esos niños que aprenden desde pequeños,  que el fuego purifica, libera, renueva.
Y una vez, el monumento vencido, al pie de lo que fue su pedestal, hech…